Mostrando entradas con la etiqueta Animales. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Animales. Mostrar todas las entradas

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Un año en la vida de los pastores y las ovejas

Por todo el mundo hay más de mil millones de ovejas. Los pastores que las cuidan afrontan diversos desafíos dependiendo de la estación del año en que se encuentran.
 
 
Las ovejas son animales gregarios, dulces y sensibles, emocionalmente complejos y muy inteligentes, establecen relaciones íntimas con sus crías y otros miembros de su especie ya que permanecen en sus grupos para protegerse de los depredadores.
Se ha demostrado con son muy sociables, les encanta el contacto físico y que las acaricien. Reconocen las facciones de quienes las cuidan y experimentan miedo cuando se les acerca un extraño o cuando son separadas de sus familias o grupos sociales con quienes establecen fuertes lazos emocionales. El corazón de las ovejas late más rápido cuando no pueden ver a miembros de su grupo lo que es un claro indicativo de miedo.
Para conocer sus diferentes facetas, dividimos el año por estaciones.
 
Primavera- En primavera, los pastores trabajan día y noche cuidando de las ovejas en sus partos. Según los mismos pastores es una etapa muy pesada pero también la más gratificante. Un perro bien entrenado puede ayudar a la oveja, si ésta tiene dificultades, sujetándola con suavidad para que el pastor pueda asistirla.
 
Verano- En verano comienza las labores de esquileo. Cada oveja produce 10 kilos de lana, según la raza y un solo pastor puede esquilar hasta 250 al día.  Primero se prepara al animal cortando toda la lana sucia que rodea la cola. Un trabajador experimentado puede cortar la lana en dos minutos con la máquina eléctrica. Se limpia los vellones, se enrollan con cuidado y se meten en sacos para su venta.
 
Otoño- Es el momento de destetar a los corderos y separarlos de sus madres, para lo cual es necesario agrupar los rebaños que pacen en las montañas. Las ovejas conocen bien los límites donde pacen y es muy raro que una se pierda y ese conocimiento pasa de madres a hijas. Así y todo siempre hay alguna que se pierde y su búsqueda puede tardar días.
Es la época de buscar un buen semental y prepararlo para el apareamiento. Se requiere un carnero por cada 25 a 50 hembras.
Diez o doce semanas después el pastor con un escáner determina que ovejas quedaron preñadas y cuantas crían llevan. Las estériles son vendidas, las que llevan una cría se reagrupan y las que llevan dos o tres se apartan del grupo para darles más alimento y atención especial.
 
Invierno- En el invierno el pastor aprovecha las pocas horas de luz para alimentar a las hembras preñadas. Sea cuales sean las condiciones se mantiene cerca de ellas a fin de garantizar que tengan suficiente forraje durante las heladas. Son momentos que dependen del pastor para su supervivencia.
 
Sin toda esta dedicación es reconfortada por el entusiasmo y amor que dan los pastores y que estos reciben de sus ovejas.
 

La tenencia del mapache

 




       Un capricho de graves consecuencias. Al hacerse adultos son abandonados en parques poniendo en peligro al animal y a las personas. No son animales domésticos y su hábitat natural es el que les proporciona tranquilidad. Es el norte de África en Marruecos y en Argelia es donde se encuentran estos animales que pasaron a Gibraltar todavía no se sabe cómo.    
Los mapaches son mamíferos carnívoros conocidos también como osos lavadores por su manera de manipular los alimentos, y la capacidad pensil de sus garras delanteras.
Grandes trepadores, su preferencia son los bosques cerca de cursos de agua, donde encuentran madrigueras para pasar el día durmiendo tales como agujeros en troncos o rocas. Cazan por la noche, alimentándose de casi todo lo que puedan encontrar. En su dieta encontramos aves, insectos, peces, anfibios, fruta y cereales.
   
Adquirir un mapache una mala idea

     Por su aspecto gracioso y tierno, se ha creado una moda de adquirir mapaches como mascotas. Sin embargo, los animales salvajes mantienen sus instintos naturales aún si han nacido en cautividad, ningún hogar les podrá ofrecer lo que necesitan.
Los mapaches son de naturaleza inquieta y curiosa requieren grades espacios para vivir por lo que se ponen muy nerviosos en una casa y pueden resultar agresivos, es frecuente que muerdan a personas.

Abandono


     Muchas personas irresponsables deciden abandonar a estos animales en bosques o parques, inconscientes de los daños tanto ambientales como personales que esto pueda significar, además de poner en riesgo la vida del animal y su bienestar.    
Los mapaches liberados suelen adaptarse bien a sus nuevos hábitats pero desequilibran gravemente los ecosistemas locales; actúan como depredadores y atacan a las especies autóctonas.

Esa especie puede ser portadora de una grave enfermedad parasitaria que puede resultar incluso mortal para los humanos. Al no existir un centro de rescate público para ellos y encontrarse saturados los privados, estos mapaches son sacrificados.


Cultura y educación

      Debemos considerar que cada especie tiene un papel importante en su ecosistema y que su presencia no es casual en absoluto.    
La problemática que surge por el abandono de animales exóticos hace que sea necesario el fortalecimiento de las leyes que regulan estas prácticas, la creación de centros públicos de rescate, además de la realización de campañas de educación sobre los efectos negativos de estas acciones.

martes, 19 de agosto de 2014

Un viaje al archipiélago de las Galápagos



Aves marinas que volaron a las islas desde la tierra firme, mamíferos marinos que se dejaron llevar por las corrientes de aguas, y los reptiles transportados por casualidad entre vegetación a la deriva, colonizaron a lo largo de millares de años estas islas baldías y fueron adaptándose paulatinamente a las condiciones reinantes con el fin de sobrevivir.

Charles Darwin

Sobre las escabrosas rocas de la isla desértica, reptan bajo un sol asfixiante del ecuador iguanas primitivas, que en palabras de Darwin las llamo, “duendes de la oscuridad, sucias y negras de color y torpes en sus movimientos”, fue cuando pisó por primera vez la isla de San Cristóbal en 1835. El juicio destructivo que hizo sobre este archipiélago formado por diecinueve islas fue; “No puede haber nada menos incitante”. Sin embargo, con el tiempo Darwin empezó a experimentar un cambio de pensamiento, vio la gran variedad de especies inusuales que habitaban en las islas. De modo que del poco interés y atractivo en principio paso a ser un gran estimulo para la teoría de la evolución que el investigador haría dos décadas después. Su conocimiento sobre el mundo animal y como se adapta al ambiente, trastoco todas las teorías vigentes de la época.
El “Laboratorio de la evolución” del Pacífico, se extiende sobre una superficie de ocho mil Km2. Los primeros islotes surgieron hace entre tres y cinco millones de años, formados por lava basáltica liberada por erupciones subacuáticas.

Archipiélago entre bancos de niebla

Presumiblemente los incas ya conocían el archipiélago, aun cuando el descubrimiento oficial del mismo sea reivindicado por el obispo de Panamá, fray Tomás de Berlanga. En 1535 llegó al grupo de islas que bautizó con el nombre de Las Encantadas, por los densos bancos de niebla que apenas le permitían unos metros de visibilidad. Observó la existencia de pájaros bobos que apenas saben volar y de tortugas gigantescas sobre las que podía cabalgar un hombre; este último animal es el que le dio nombre al archipiélago.

Peligros procedentes del hombre

La progresiva colonización de las islas, en las que pueden detectarse seis zonas de vegetación, había alterado sensiblemente el equilibrio ecológico, por lo que en 1959 el Gobierno ecuatoriano comenzó a transformar el archipiélago entero en parque nacional. Los animales salvajes de Galápagos, que se habían vuelto confiados por la ausencia de enemigos naturales, sufrieron las consecuencias de la introducción de animales domésticos que después se asilvestraron: cabras, cerdos y perros. A mediados de los 80, Ecuador decidió ampliar la reserva para conservar también los tesoros naturales del mar. Un programa educativo de la Fundación Charles Darwin tiene por objetivo fortalecer la conciencia de protección de la naturaleza.
En la actualidad, en las islas de este archipiélago, en parte desérticas, en parte cubiertas de colinas con prolija vegetación y explotadas agrícolamente a partir de los 500 m de altitud, los científicos han contabilizado 60 especies de aves y 875 de plantas, de las cuales 228 son endémicas. Las únicas aves marinas incapaces de alzar el vuelo son el pingüino de las Galápagos y el cormorán no volador.

Tortugas gigantes amenazadas

Bajo la superficie de las aguas, puede observarse una sorprendente variedad de especies: junto a los bien alimentados tiburones, las ballenas, los delfines y las esquivas rayas. En algunas costas hay grandes colonias de osos y leones marinos, a cuyos retoños raramente les disgusta un tête à tête con los bañistas. En el caso de los agresivos machos que vigilan sus dominios, es adecuado guardar una prudente distancia.
Mucho menos halagüeño es el futuro de la tortuga gigante de las Galápagos, de la que existen catorce subespecies. En tanto que los animales que habitan en regiones secas presentan la parte anterior de su caparazón curvada hacía arriba, como una silla de montar, para poder alcanzar los cactus y las hojas cuando estiran el cuello, las tortugas que habitan en las islas de exuberante vegetación tienen el caparazón redondo y poco arqueado. El siglo pasado, los equipos de los bancos balleneros y de los cazadores de focas, prácticamente exterminaron las poblaciones, antaño enormes, de estos perezosos gigantes.

miércoles, 6 de agosto de 2014

La matanza de focas en Canadá





En los dos últimos años han sido despellejadas vivas más de un millón de focas. El gobierno de Canadá no cree que sea una matanza atroz, al contrario, cree que favorece la economía de los pescadores de la zona, cuando se encuentran fuera de la temporada de pesca y que la caza de focas favorece los precarios ingresos de los pescadores. También argumentan que las focas son las causantes del descenso de bacalao y, aunque esto no se ha podido demostrar plenamente, siguen pensando que las focas son una plaga que deben exterminar.
Ferocidad humana con las focas

El bebe foca se nutre de su madre durante los primeros 15 días. Después de esta fase, lo abandona a su suerte para irse a aparearse en el mar. Y quedan expuestos por su frágil piel durante tres o cuatro semanas, que es lo que tarda en hacer su primera muda, dando paso al pelaje gris-pardo con manchas negras. Es en este periodo cuando el hombre, dando muestras una vez más de su valentía ante el débil, golpea a sus presas hasta matarlas y después, aún calientes los animales, les quitan la valiosa piel. Sobre el hielo del Ártico queda la superficie ensangrentada, muestra del paso de los cazadores y de su obra. El negocio del asesinato en masa de las focas y de la venta de las pieles se cifra en unos dieciséis millones de dólares anuales.
Activistas de todo el planeta luchan para que esta crueldad acabe, se graban vídeos, fotografías y muestran al mundo las horribles imágenes de las matanzas de los cachorros y que para ellos, no compensa el sufrimiento que estos animales sufren, por los dólares que reciben los pescadores.

¿Necesidad o negocio?

¿Quién hace el verdadero negocio de estas pieles? Estas pieles van a parar a exclusivas tiendas de Londres, París, Nueva York, incluso España tampoco es ajena. Se está hablando de que la próxima temporada de moda los abrigos de foca blanca serán los protagonistas en las pasarelas. Por cada uno de los abrigos se necesita matar un mínimo de diez ejemplares de estos mamíferos. Cada abrigo cuesta un mínimo de dos mil euros. Viendo estas cifras, el negocio es para el mundo de elite de la moda y no para los pescadores en la temporada baja de pesca.
También en el mercado de las cremas se nutre a costa de las focas, en especial el asiático. Donde venden muchas pócimas como productos naturales y son de origen animal. El gobierno canadiense firmó un trato con China, que fomentará el consumo de carne de foca y la importación de aceite. La ministra de Pesca, Gail Shea, está muy satisfecha con el trato, y se declaró “esperanzada en que este nuevo acuerdo podría hacer repuntar la industria de la foca canadiense.
Hoy en día es difícil creer, y sobre todo por la gran difusión que es internet, que alguien diga que no sabe que está pasando en Canadá y cómo se obtienen las pieles que lucen en las tiendas de más prestigio. Simplemente se mira para otro lado. Como dijo Mahatma Gandhi “Lo más atroz de las cosas malas de la gente mala, es el silencio de la gente buena"