Mostrando entradas con la etiqueta curiosidades. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta curiosidades. Mostrar todas las entradas

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Praga hecha en papel

En el Museo Municipal de Praga se encuentra la maqueta a escala de Praga, capital de la república checa.

 
Antonin Langweil fue su creador y trabajó en este proyecto durante once años. Desde 1826 hasta el 1837, año en que murió.
 
¿Qué le impulso a emprender esta obra?
Langweil nació en 1791 en Postoloprty, en la actual República Checa, estudió litografía en la Academia de Arte de Viena (Austria), al finalizar sus estudios abrió su primer taller litográfico de Praga. Sin embargo, no tenía madera de empresario y en negocio pronto se fue a pique. En 1826, durante una exposición en Praga, vio una maqueta de Paris (Francia) en yeso, lo que le inspiro para hacer una de Praga pero utilizando cartulina y madera.
 
La construcción
Primero pasó varios años documentándose sobre la ciudad, recorrió cada rincón para tener todos los detalles de la ciudad. Hizo bocetos anotaciones de las ubicaciones exactas de los edificios, los bancos, las plazas, y los árboles e incluso incluyó los barriles tirados el suelo, ventanas rotas o escaleras recostadas en alguna pared y las montañas de leña apilada.
Cuando tuvo todos los datos, solo entonces, empezó a confeccionar su modelo a una escala de 1:480.
Enfermó de tuberculosis de 1837 y en junio de ese mismo año murió. Dejando a una esposa y cinco hijas.
La viuda necesitando dinero se la ofreció al emperador Fernando I, quien la adquirió para donarla gratuitamente al Museo Patriótico, llamado actualmente Museo Nacional.
Se necesitaron nueve cajas para transportar toda la maqueta.
En 1891 vio la luz en la gran Exposición del Jubileo, para lo que tuvo necesidad de grandes restauraciones, ya que, hasta esta fecha solo se había expuesto muy ocasionalmente. A partir de 1905 formó de manera permanente, parte de la exposición dentro del Museo Nacional.
 
Un imán para los historiadores
La ciudad de Praga se ve tan real, que por un momento al visitante se le olvida que lo que está viendo es una maqueta. Langweil construyo cada uno de los edificios, más de 2000, con total exactitud.
Puso faroles, adoquines en las calles, cunetas, reprodujo fielmente todos los detalles de las iglesias, con sus vitrales incluso con los vidrios rotos o faltantes. En las casas donde las paredes estaban descascarilladas, también deja ver en su modelo los ladrillos subyacentes. El rio Moldava que serpentea toda la ciudad también refleja el rigor de su trabajo.
Por todo ello, no solo es una maqueta para visitantes, sino imán para los amantes del arte, un trabajo para historiadores que quieren ver cómo ha evolucionado la ciudad con el tiempo, a pesar de que hay barrios que han sido restaurados, por desgaste del paso del tiempo, como el barrio judío.
Hoy con las nuevas tecnologías de ha digitalizado la ciudad, y se ofrece a los visitantes un modelo virtual para poder viajar a través del tiempo paseando por las calles de la ciudad de Praga de 1837 e incluso interactuar con él.

Batik, el maravilloso tejido de Indonesia

 
 
 
El Batik es utilizado desde hace siglos, tanto por la realeza como en recepciones de lujo. Su gran colorido y formas en su textura lo hacen inimitable.
 
Cómo se fabrica el Batik
Su fabricación completamente artesanal le confiere al tejido su estado de ser único. Con un instrumento de cobre lleno de cera líquida el artesano va creando un dibujo complicado y a mano sobre el lienzo. Las partes enceradas mantienen su color natural ya que el tinte no penetra en ellas, mientras que en el resto del tejido, se utilizan diferentes tintes de diferentes colores.
A partir del siglo XX la fabricación del Batik se hace más comercial y se empieza a utilizar la técnica de serigrafía para imprimir diseños sobre la tela. La cera también ha ido evolucionando y ahora se utiliza cera sintética, no obstante, todavía se emplea una mezcla de parafina y cera de abeja.
Las telas suelen ser de algodón y de seda. Los tintes se elaboraban a partir de maderas, cortezas y especies, pero también han ido derivando a los tintes sintéticos.
 
Diferentes atuendos de Batik
Selendang, es un chal o paño que se cuelga sobre el hombro y que las mujeres usan para llevar al bebé o bien para cargar mercaderías compradas en los mercados. Este chal también sirve en los días más calurosos del año para cubrirse la cabeza.
Iket Kepala, es una tela que usan los hombres para cubrirse la cabeza. Es de forma cuadricular y se elabora a modo de turbante. Se considera una prenda formal para ceremonias.
Sarong, Es una prenda tipo falda de tubo y larga hasta los pies, que se anuda a la cintura y la utilizan tanto hombres como mujeres.
 
La tela de Batik, también se usa para pantalones, vestidos, prendas formales e informales.  Además, también para colchas, tapices, manteles, etc. La variedad es interminable, ya que por su variedad y colorido es un tejido realmente maravilloso.
 
Premio a la belleza
No se sabe con exactitud cuando y donde nació el Batik. En china se han encontrado algunos trozos que datan del siglo VI de nuestra era, sin embargo, no se sabe cómo pasó a Indonesia.
En las últimas décadas ha sido cuando el batik ha alcanzado su popularidad y considerado un símbolo de la identidad nacional indonesia. Por eso, en reconocimiento de su larga historia y la influencia en la cultura de su país, la UNESCO lo incluyó en el 2009 en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. 

martes, 19 de agosto de 2014

Como saber si una persona miente





Los detectores de mentiras, como los teléfonos con diferentes luces, no prueban científicamente que funcionen. La teoría es que las personas que se presentan para hacerse estas pruebas, están excitadas físicamente cuando mienten, y esa alteración provoca el cambio de luces.
Lo mejor es fijarse en unas pautas de comportamiento.
  1. No responder de una forma directa a una pregunta directa. En una conversación, a medida que vamos acercándonos al núcleo del tema, la vaguedad aumenta. Las respuestas siempre deben ser directas, sin ambigüedades.
  2. Las mentiras a veces son más complicadas que la verdad. Han dicho una mentira y la rodean de detalles superfluos. Saben que a las personas les gustan las historias y aunque lo hacen de manera vaga, no escatiman detalles. Se esfuerzan demasiado para que los demás les crean.
  3. Solo un mentiroso jura que está diciendo la verdad. Una persona que dice la verdad no tiene ningún motivo para creer que lo que cuenta es motivo de duda o que no le van a creer.
  4. Los mentirosos son capaces de mirarnos a los ojos. Es un error muy difundido, un mentiroso puede aprender a mirar directamente a los ojos para predisponer al contrario perfectamente. Pero atención, debe ser una persona que lo haya estudiado muy bien, porque estudios sobre este tema reflejan, como dice el refrán, que “La cara es el espejo del alma”. Existen una relación entre nuestras pupilas y nuestro cerebro, según las conclusiones del Psicólogo Eckhard Hess.
  5. Los mentirosos por lo general se benefician de sus mentiras. Si alguien puede salir beneficiado con nuestra confianza, debemos poner un punto de atención. ¿Qué sentido tendría que alguien mintiera si no obtiene algún beneficio?
  6. Si algo suena demasiado bueno para ser verdad, lo es. Las personas que utilizan la adulación, con frases muy sutiles para haceros creer lo que ellos quieren, ¡cuidado! Dejad entrad la luz y que todo sea muy claro. Estas situaciones se pueden dar por ejemplo en una entrevista de trabajo, donde a través de palabras clave como: "Mucho dinero, Ud. tiene iniciativa, es una persona muy capacitada, etc", van llevando a la víctima con sus halagos a lo que ellos quieren. Siempre hay que recordar, datos claros y menos palabras.
  7. La mayoría de mentirosos son reincidentes. Han engañado una vez y han salido victoriosos, se creen mejores que los demás, esto es un aliciente que deben volver a probar, y lo hacen.
 
Mentirosos compulsivos

Las causas de este tipo de mentiroso pueden ser muy diversas. Estas personas mienten por mentir, como un adicto, no sacan beneficio, no quieren engañar, mienten sin saber porque mienten. No se ven a sí mismas como mentirosas, creen que dicen alguna mentirijilla, que todos las decimos para convivir, nada importante.
No son conscientes de su enfermedad. Decía el poeta inglés Alexandre Pope. “El que dice una mentira no sabe qué tarea ha asumido porque estará obligado a inventar veinte más para sostener la primera”.
Es un hábito en la vida de la persona, generalmente se relaciona con personalidades inflexibles y de conductas rígidas. Suele empezar en la niñez. Una forma de prevenir que surja esta patología en el ser adulto es no reñir al niño porque miente, muchos de los niños lo hacen porque están formando su imaginación, su visión del mundo y confunden fantasía y realidad. Hablarlo sí, pero no reñir.
En un estudio en la Universidad de California del Sur, hallaron que el cerebro de los mentirosos compulsivos posee una estructura cerebral diferente de los que dicen la verdad, en el lóbulo frontal tienen más sustancia blanca que materia gris.
Qué hacer con una persona mentirosa
Una persona que miente, entre otras cosas, lo hace para crear una imagen de sí misma que no es real. No se acepta, por eso relata viajes que no ha hecho, conoce a personas que no ha visto nunca, etc.
Quiere impresionar. En el fondo posee una baja autoestima y sus mentiras aumentan porque tampoco producen el efecto deseado.
Ser naturales es el mejor camino para ser aceptados por los demás. Debemos ser críticos con nosotros mismos en nuestros aciertos y errores, si lo hacemos no veremos una amenaza a los comentarios no favorables de nuestros amigos y familiares y tendrán más valor sus alabanzas. Ser una persona de principios y valorada por ello, es el camino más apropiado.

miércoles, 6 de agosto de 2014

La influencia de la luna en el ser humano



La Luna sale aproximadamente una hora más tarde cada día, siempre que la observemos desde un mismo punto del planeta, nuestra casa por ejemplo, eso explica que su órbita alrededor de la Tierra sea de casi veintiocho días. Sin embargo, eso no es del todo exacto, ya que la Luna no gira en torno a la Tierra, sino que ambas giran en torno al centro de sus masas, pero al ser la Tierra más grande, la gravedad que ejerce la Luna es distinta en cada punto.
Este fenómeno llamado, “gradiente gravitatorio”, es el producido por estas diferencias de fuerzas, mientras la Tierra gira en torno al centro de gravedad del sistema Tierra-Luna, hay a la vez otra fuerza interna deformada, dándole el aspecto de huevo. Este gradiente gravitatorio es el causante de las mareas.
La influencia gravitacional de la luna no es tan grande como se pretende, ni tan pequeña como se desprecia.

Estudios sobre La Luna

Además de los cambios de mareas influenciadas por la Luna, hay teorías que dicen que también puede afectar a personas, tal como el humor, carácter, sueño, etc. En la agricultura, los campesinos saben muy bien como contribuye la luna en su día a día en su trabajo. Cada año se edita un libro, “Calendario Lunar” del autor Michel Cros, en el cual se explica con detalle cómo y cuándo cultivar diferentes alimentos, en relación con las estaciones y fases lunares, para un mejor rendimiento y calidad de los cultivos.

La Luna en personas y en enfermedades.

Todos hemos oído alguna vez, que las enfermeras de la planta de maternidad comentan, que cuando cambia la luna es cuando más nacimientos se producen, pero también coincide con la luna llena, y es precisamente en esta fase de la luna cuando más agresiones se suceden y que entran por urgencias muchos más heridos por actos violentos.
En diferentes estudios realizados en universidades se constata que muchas enfermedades, aumentan o disminuyen dependiendo de la fase en la que se encuentra la luna. El doctor Selím Benbadis, director en el Hospital General de Tampa declaró: “La mayoría de los ataques epilépticos se produjeron en cuarto menguante” Sin embargo, a pesar de estudios realizados, no pueden afirmar científicamente, que la Luna sea la causante y de momento son solo especulaciones.

Mito de la luna sobre el cabello

Es creencia extendida que si el cabello se corta en una fase o en otra de la luna, el cabello saldrá con mayor o menor intensidad. Aunque los detractores de esta teoría dicen que el responsable de que crezca es el folículo piloso, un pequeño bulbo que se encuentra en el interior de la piel de nuestra corteza craneal y que si tenemos el cabello sano suele crecer entre 1 cm y 1’5 cm al mes, sea cual sea la fase lunar.
No solo en el cabello se mira al cielo para ver en qué fase se encuentra la luna, muchas personas que se rigen por los ciclos lunares, a la hora de cortase las uñas, depilarse las piernas o las cejas, por poner unos ejemplos.
En un texto sobre astrología “Los escépticos de Quebec” se puede comprobar que Kepler siglo XVI-XVII, ya dijo o al menos se le atribuye a él “que no se debería rechazar, como increíble la posibilidad de que un estudio a fondo pueda revelarnos más de un grano de verdad en la que llaman supersticiones astrológicas”.

lunes, 9 de diciembre de 2013

El reloj del abuelo

El tiempo ha sido unas de las fascinaciones del hombre y llegar a medirlo ha llevado a físicos, astrónomos y matemáticos de todas las épocas a estudiar la forma de poder hacerlo. Desde tiempos remotos estudiaron al sol, las mareas, las fases de la luna, pero necesitaban medir con más precisión el tiempo.Hace cuatro mil años en Egipto, se inventó el primer reloj de sol, pero durante la noche o los días nublados era totalmente ineficaz. Se cree que hace unos novecientos años los chinos fueron los inventores del primer reloj mecánico, con seguridad nadie lo sabe. Lo que sí sabemos a través de la historia del relojes que han pasado por diversas formas y métodos: de agua, de arena, de fuego, hasta llegar al invento del péndulo de Galileo. El primer reloj real.


Galileo

Cuenta la historia que Galileo, que un domingo de 1591, se encontraba en la Iglesia rezando y al mismo tiempo distraído con una gran lámpara suspendida del techo, porque la brisa que entraba por la puerta, la hacía oscilar. En ese vaivén se dio cuenta que el tiempo era constante, aunque el arco de oscilación fuera mayor o menor, los tiempos eran iguales. Al salir de la misa fue directo a su casa e hizo la comprobación con un peso colgado de una cuerda. Era cierto los tiempos eran iguales. En unos de sus estudios que llamó “Discursos” lo que dejo plasmado así: “Supongo que la velocidad adquirida por un mismo objeto móvil sobre diferentes inclinaciones del plano será la misma siempre que las alturas de esos planos sean iguales.

El reloj y la imprenta

El reloj fue un despertar de los biorritmos del hombre de la misma naturaleza que lo fue el alfabeto para la cultura. Se puede afirmar sin temor a errar que su invento está en la línea de importancia con la imprenta, de hecho, durante el Renacimiento, Shakespeare, en el soneto LX hace una clara referencia del reloj con la imprenta en los versos del final:

Como olas que avanzan hasta la pedregosa orilla
se precipitan nuestros minutos hacía su fin,
sustituyendo a la que la precede,
en semejante labor todas compiten (…).
Aún así en tiempos por venir, mis versos perdurarán
loando tu valía, a pesar de la cruel aguja”.


Sin embargo, esta parte romántica del reloj la hemos perdido y todos somos esclavos de él, desde el inicio del día con el despertador, hasta la noche. Y a pesar de esto sigue ejerciendo su embrujo, ¿quíen no se ha dejado el reloj un día? ¡Catastrófico!Volvamos al reloj del abuelo, éste es sin duda el que más nos fascina, es elegante, transmite fortaleza, poderío, como si nos dijera: Yo soy el verdadero dios del tiempo. Su estuche, su caparazón, ha sido fabricado por las mejores maderas, adornados por las bellas figuras y con una gran variedad de colorido e incluso en oro. Ha estado y está en las estancias más importantes de palacios, mansiones, torres o casas y hoy en día nos sigue hipnotizando ese sonido del péndulo que no para tic-tac. El libro “Keeping Time” comenta: “Con su sonido constante y pausado, un reloj de pie puede infundir cierta calma al espíritu, y nos transporta a lo que consideraríamos una época más sosegada Tal vez es la mejor conclusión para que la gente siga encontrando fascinante y atractivo el reloj del abuelo.